Empoderar a los niños para fortalecer su autoestima y amor propio

Empoderar a los niños para que sean adultos confiados y felices

El entorno donde crecen nuestros hijos es cada vez más duro y difícil. A diario están expuestos a situaciones que no son agradables y por más que sea nuestro deseo estar presentes para protegerlos, no siempre es posible ni recomendable. Por eso es necesario empoderar a los niños.

Empoderamiento es un término que en los últimos tiempos se escucha con frecuencia y que lo asociamos con  ser escuchado y reconocido.  Pero ¿entendemos realmente su significado? 

Cuando hablamos de empoderar al niño nos referimos a  ayudarlo a descubrir su valor propio y darle todas las herramientas que necesita para que desarrolle en pleno todas sus habilidades. 

Todos los padres queremos que nuestros hijos puedan enfrentar cualquier situación con confianza y determinación y para ello es necesario que aprendamos a potenciar su autoestima.

Empoderar a los niños: la mejor manera de desarrollar su autoestima

Fortalecer la autoestima en los niños es muy importante para la salud mental y el desarrollo integral de nuestros hijos. Un niño con poca autoestima es propenso a experimentar estrés, ansiedad y hasta depresión. Tener una buena autoestima ayuda a fortalecer su identidad, le facilita el desenvolvimiento social y los procesos de aprendizaje.  También reafirma su seguridad y autoconfianza que son cualidades importantes para la vida diaria.

Para desarrollar de manera positiva la autoestima en los niños, necesitamos empoderarlos. Pero ¿qué es el empoderamiento infantil?

El empoderamiento infantil reúne un conjunto de acciones que ayudan a nuestros niños a descubrir  sus habilidades, a desarrollar su potencial, su seguridad y confianza en sí mismos.  Implica acompañarlos en el descubrimiento de sus capacidades, que se sientan valorados, capaces y amados.

Al empoderar a los niños, le estamos dotando de herramientas y competencias con las que puede hacer frente a las distintas situaciones que, seguramente tendrá que enfrentar durante su niñez y adolescencia.

Esas habilidades que fomentamos al empoderar a los niños desde una edad temprana son clave para la etapa adulta y les ayudará cuando necesiten tomar decisiones difíciles, confrontar personas o situaciones adversas y a ser más independientes y empáticos con sus semejantes.  El empoderamiento infantil no solo ayuda al pequeño y a su entorno familiar, también a todo su entorno.

Beneficios del empoderamiento infantil

Empoderar a los niños tiene un impacto importante en toda sociedad que necesita tener adultos responsables, empáticos y capaces de reconocer su propios valores y alinear su vida en función de estos.  En resumen, el empoderamiento infantil beneficia al niño y a la sociedad por que:

1.- Afianza su identidad y confianza en sí mismos:

Al empoderar a los niños le damos bases sólidas donde afianza su identidad. Al conocerse bien a sí mismo desarrollará una autoestima positiva y autoconfianza. Les será más fácil tomar decisiones, explorar nuevas habilidades y desarrollarlas hasta su vida adulta.

2.- Obtienen Independencia

Un niño empoderado sabe que aunque tiene que obedecer las reglas, no necesita hacer cosas en contra de su voluntad para complacer a otros.  A la larga será un adulto capaz de expresar sus opiniones, aunque estás no sean la misma de la mayoría y hará valer sus derechos.

3.- Enseña a respetar a sí mismo y a otros:

El empoderamiento infantil entre otras cosas le enseña al niño el respeto propio porque se reconoce a sí mismo como una persona valiosa, así que no hará nada que atente contra sus principios y a su vez, será consciente de la importancia de respetar a otras personas

4.- Brinda herramientas para su desenvolvimiento social 

Las relaciones interpersonales son complejas pero si empoderamos a los niños le estaremos dando herramientas que les faciliten la interacción con otros en cualquier situación.

5.- Desarrolla la resiliencia

En un entorno tan vulnerable como el actual, la resiliencia es una de las competencias que más necesitamos. El empoderamiento infantil fomenta la resiliencia, ayudando a nuestros niños a adaptarse mejor a entornos o situaciones poco familiares o difíciles.

 

Ideas para empoderar a los niños

Ahora que conocemos la importancia de empoderar a nuestros niños, es momento de que pasemos a la práctica. ¿Sabes cómo implementar el empoderamiento infantil?  Estas son algunas ideas que puedes aplicar:

1.- Práctica la escucha activa:

Hoy en día es fácil perder el foco porque los distractores abundan. Una notificación de las redes sociales puede desconectarnos por horas de la realidad. ¿Cómo podríamos empoderar a los niños si no los escuchamos? Practicar la escucha activa es una manera de respetar y validar sus opiniones. 

2.- Intégralo y dale importancia en la dinámica familiar

En ocasiones, creemos que por ser niños, no tiene que formar parte activa de la dinámica familiar y  que solo deben seguir lo que los mayores decidamos hacer. Sin embargo, darles parte activa en la toma de decisiones y valorar sus opiniones les enseñará que su punto de vista respecto a cualquier tema es valioso y le brindará seguridad para la toma de decisiones en el futuro.

3.- Refuerza su autoestima con mensajes positivos

Cuando hablamos de empoderar a los niños de inmediato lo asociamos con decirles frases y mensajes positivos.  Y es cierto, la palabra es poderosa y ellos necesitan saber que son amados y capaces, pero sin duda, para reforzar la autoestima a través de mensajes positivos, es necesario lograr que nuestros niños los asimilen a  tal punto que no dependan de la valoración de otros.

Una manera sencilla que podemos realizar es implementar el uso de mensajes positivos, creando actividades y juegos que los expongan a frases con mensajes de empoderamiento que les permita repetirlas a ellos mismos. 

4.- No lo sobreprotejas

Como padres queremos proteger a nuestros hijos de cualquier amenaza que puedan enfrentar y sin duda ese es nuestro deber.  Pero debemos cuidar mucho no pasar la línea de la sobreprotección. 

Nuestros niños necesitan enfrentar los obstáculos para desarrollar habilidades y competencias necesarias para enfrentar la vida.  Es muy difícil empoderar a un niño si continuamente le tratamos como un ser débil que necesita que le quitemos todas las piedras del camino. 

5.- Dale Responsabilidades

Las responsabilidades son necesarias para empoderar a los niños, porque crean la oportunidad de desarrollar destrezas, compromiso, toma de decisiones y otras habilidades que los niños necesitarán durante toda su vida.  

No se trata de recargarlos con tareas que no pueden cumplir, pero asignarles responsabilidades y exigirles que cumplan con ellas es un factor sumamente empoderador, porque nuestros niños no solo necesitan escuchar que son capaces. Será mucho más efectivo si ellos comprueban con la experiencia que lo son.

6.- Predica con el ejemplo:

Se ha demostrado que los niños aprenden mucho más con nuestro ejemplo.  Si queremos empoderar a nuestros niños es necesario que trabajemos nuestro empoderamiento personal. 

Si observan en nosotros una conducta sumisa, irresponsable o cruel hacia los demás, aunque promuevas con palabras un comportamiento distinto, lo más seguro es que ellos se comporten igual que nosotros.  

Tener valores definidos, respetarlos y darles la importancia que corresponde hará que ellos también los adopten y actúen en consecuencia.

El empoderamiento infantil es nuestra responsabilidad. Debemos estar conscientes de que tenemos en nuestras manos la oportunidad de ayudar a nuestros niños a desarrollar su autoestima para que sean adultos, responsables y confiados en sí mismos.  Si criamos a nuestros hijos de esta manera, tendremos en un futuro adultos más comprometidos  y una sociedad más sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.